Cali tiene el primer ecobarrio de Latinoamérica


04 Septiembre 2019   Redacción Cali

Actualidad
Cali tiene el primer ecobarrio de Latinoamérica

Alcaldía de Cali


El sello "Label EcoQuartier" reconoce a San Antonio, en Cali, como el primer Eco barrio de Latinoamérica en respetar los principios del desarrollo sostenible.

Mediante un acto el Gobierno de Francia, a través de su Embajada en Colombia, entregó al alcalde de Cali, Maurice Armitage, y a representantes de la comunidad a distinción.

Al respecto, el primer mandatario de los caleños manifestó que “esto es un entendimiento entre la comunidad y la administración, donde poco a poco aprendemos a convivir bien con el desarrollo de Cali y la conservación de San Antonio. Tenemos que darle las gracias al Gobierno francés por esta certificación que nos dan como un Eco barrio y todos queremos que siga siendo un barrio privilegiado en términos de cultura y de tradición”. 

Para María Isabel Arabia, jefe de la Oficina de Relaciones y Cooperación de la Alcaldía de Cali, “este es un trabajo de cooperación técnica muy importante para la ciudad y para la movilidad, que se viene trabajando en el barrio San Antonio desde 2017, con la Embajada de Francia y los habitantes del sector”.

A su turno, François Lavalette, representante de la Embajada de Francia, indicó: “Cali es un muy buen sitio para hacer un Eco barrio según la metodología francesa, porque reúne todos los ingredientes y es un municipio muy dedicado a estos proyectos, tiene una comunidad, en un barrio, con una muy fuerte convivencia dedicada a promover y proteger la sostenibilidad del medio ambiente”.

Humberto Scafidi, coordinador del comité ambiental y habitante raizal del barrio San Antonio, se mostró complacido y agregó que “para nosotros es un gran reto y sobre todo una oportunidad para darle un valor agregado ambiental a un barrio histórico y patrimonial”.

En este sentido, la directora del Dagma, Claudia María Buitrago, concluyó: “San Antonio es un Eco barrio porque la gente quiere hacer reciclaje, buscan ponerle nombre de aves a las calles, hacen intercambio con los campesinos que realizan producción agroecológica, siembran plantas en sus solares y terrazas. Además, tienen una escuela autosuficiente en energía a partir de paneles solares”.

Tener este sello del Gobierno francés reconoce el esfuerzo de los vecinos del barrio que, trabajando en conjunto con la Administración Municipal, buscan incentivar el uso de huertas caseras, mercado orgánico, energías renovables y limpias, crear espacios verdes, motivar a la gente para que use medios de transporte públicos y eficientes que buscan reducir la huella ecológica de los cerca de 3500 habitantes que tiene San Antonio.


Compartir

Artículos relacionados